Visita nuestras páginas Tienda/store Ideas sónicas VS13
x
+
Tienda
Carrito de compras
Login



Precio: $120.00 (Pesos mexicanos)
Todos los precios son en pesos mexicanos
 

Flying
Varios compositores / Various composers

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player



Producción / Production: CMMAS, GOBIERNO DEL ESTADO DE MICHOACÁN, CERO, CONACULTA, MICHOACAN COMPROMISO DE TODOS CMMAS_CD010

Año / Year: 2012


El flautista Alejandro Escuer fue distinguido por su disco FLYING: Música para flauta y electrónica por los Independent Music Awards-Music Source Group, publicado por Cero Records y el Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras. Ver noticia.


FLYING
Es un disco para escuchar al vuelo. Ocho obras ágiles, lúdicas, rotundas y veloces donde Alejandro Escuer despliega su virtuosismo. Un batir de flautas y sus alas de metal: cientos de mariposas emigrando, replicando los sonidos del vuelco, las voces secretas y sus códigos, el laberinto sonoro del viento. Una cascada de pájaros sobre un jardín vertical; multitud de rumores y soledades atrapados en las redes invisibles que la sociedad, como ilusionista, ha tejido en el espacio.
Obras de origen y propósitos diversos que muestran el caos sonoro de la existencia, la ansiedad de transmitir a voz en cuello nuestros murmullos, el peso de una parvada sobre nuestras cabezas. Pero también en ellas escuchamos la libertad de un par de alas sobre el aire, la ligereza y el ímpetu del vuelo: delicados sonidos que descienden en el oído como pasos precisos en una escalera angosta donde uno, poco a poco, va abandonando el ruido saturado de los días y así, ligero y despejado, sobre el lomo de la flauta de Alejandro, puede echarse a volar.
Mónica Sánchez Escuer

 

Alejandro Escuer:
En el Aire.- Está obra fue compuesta en el 2011 y proviene de grabaciones realizadas por Alejandro Escuer e Iván Manzanilla en ese mismo año, las cuales contienen improvisaciones sobre distintas ideas musicales alrededor del fenómeno de volar. El material derivado de dichas grabaciones fue sometido a un complejo proceso de edición y armado por Alejandro, logrando en resultado que pueden apreciar en este disco. Por está razón, la obra es resultado de una colaboración entre ambos intérpretes. www.alejandroescuer.com

 

Gabriela Ortiz:
Códigos Secretos.- Una de las características más interesantes para mí dentro de la música electroacústica, se refiere a la manera en la que uno puede planear diversos significados y contenidos metafóricos con el origen acústico de los sonidos que deliberadamente elegimos para trabajar. En otras palabras, uno pude modificar electrónicamente un sonido existente de tal forma que su origen acústico es totalmente transformado y resulta irreconocible, y es así como los significados que se plantean adquieren un valor estético sumamente personal. Tal es el caso de Códigos Secretos, ya que en esta pieza juego constantemente con objetos sonoros cuyo origen acústico se mantiene totalmente alejado del resultado final. Los significados personales de cada uno de estos hacen de esta obra el relato secreto de un viaje imaginario por el aire, una autobiografía sonora que me remite a la entrañable Suite lírica de Alban Berg. La pieza está dedicada al flautista Alejandro Escuer, a quien le agradezco enormemente sus valiosas aportaciones técnicas y su enorme talento musical, una fuente de inspiración para escribir y elaborar gran parte del material sonoro utilizado. www.gabrielaortiz.com

 

João Pedro Oliveira:
The Narrow Ladder.- El título de la obra no se relaciona tanto con la esencia de la pieza, si no más bien con cierto momento de la vida del compositor. A veces es necesario hacer a un lado nuestros deseos y ambiciones para así convertirnos en seres humanos más plenos y felices. Este difícil proceso está descrito por el poeta Antero de Quental en su poema titulado La escalera angosta, el cual describe el descenso, paso a paso que representa un abandono imaginario de una especie de palacio de ilusiones, lo cual conduce a descubrir más puras y perfectas razones por vivir. Llegado este punto, podemos disfrutar de la libertad como un ave en pleno vuelo. Esta pieza fue comisionada por IARTES (Ministerio de Cultura de Portugal) y está grabación con Alejandro Escuer recibió el primer premio del concurso Música Nova de Praga en 2005. www.jpoliveira.com

 

Rodrigo Sigal:
Sonic Farfalla.- Dedicada al flautista mexicano Alejandro Escuer, Sonic Farfalla pretende mostrar en sonido la experiencia de una mariposa (farfalla en italiano) en un día de su vida, mostrando el caos y saturación sonora en la que existimos. Imaginemos que el insecto vuela erráticamente por zonas distintas, y los sonidos aparecen y se alejan al azar, dibujando un trayecto diverso y de grandes contrastes sonoros. Esta obra es frecuentemente programada por el proyecto. www.luminico.org, www.rodrigosigal.com

 

Mathew Adkins:
Still Time.- Still Time trata de la interacción musical ente lo estático y lo veloz. Lo estático comunica una sensación de congelamiento en el tiempo, y también de una vida inactiva, mientras que lo veloz comunica una sensación de pánico y vértigo, así como de tiempo comprimiéndose progresivamente. Esto se ve reflejado en los materiales melódicos, los cuales en sí mismos se ven comprimidos en cuartos de tono. La parte electrónica hace contraparte a la flauta a la vez que expande sus trayectorias tímbricas y espectrales en un espacio-tiempo extendido. Cuando escribí esta pieza para Alejandro, tuve la idea de visualizarlo a él flotando en una enorme esfera voladora. Siendo la esfera en si misma una miríada de flautas que respondían, o reaccionaban a lo que Alejandro tocaba. Por tanto, en algunos puntos, lo que Alejandro toca es amplificado y desarrollado en la electrónica, mientras que hacia la mitad de la pieza, su actividad más feroz es acompañada por una respuesta electrónica casi estática.

 

Felipe Pérez Santiago:
Red Antisocial.- Esta pieza surge como parte de la beca del Sistema Nacional de Creadores de Arte (SNCA) y está dedicada a Alejandro Escuer siendo la primera de una serie de piezas para flauta en distintas combinaciones. La idea detrás de estas piezas es reflejar la ironía de la comunicación en la actualidad, describiendo cómo es que volamos y viajamos en el tiempo y el espacio a través de las redes sociales, convirtiéndonos paradójicamente en seres antisociales; el exceso de información y la posibilidad de conectarnos inmediatamente con cualquier persona en cualquier parte del mundo en tiempo real, y el estar completamente al tanto de lo que hacen, nos ha llevado a perder el toque personal en nuestras relaciones, a volvernos antisociales. Ya sólo volamos virtualmente, nuestra comunicación está perdiendo su propia imaginación. www.felipeperezsantiago.com

 

Rodrigo Sigal:
Wing of Wind.- Wing of Wind es a tercera parte de un grupo de obras para flautas y medios electroacústicos. Estrenada por Alejandro Escuer en Montreal, Canadá en febrero del 2009 como parte del proyecto “Puente de mariposas” del ensamble ECM+ en colaboración con ONIX Ensamble. Esta pieza intenta recapitular las exploraciones de Sonic Farfalla y Vida Lunar, las piezas anteriores del ciclo, en donde la analogía de la mariposa se convierte en central para ilustrar cómo el sonido es una fuerza invisible que afecta el aire que nos rodea de manera drástica. Con ello una delicada mariposa sufre las consecuencias normales de vivir en un entorno contaminado por sonidos agresivos e intensos. La obra tiene una contraparte de video realizada por José Luis García Nava. www.rodrigosigal.com

 

Michael Matthews:
Vertical Garden.- La combinación de movimiento y quietud que el poema La momia de Fernando Pessoa (1888-1935) evoca, es reflejada de alguna manera paralela en la música, la cual varía de carácter desde una actividad pulsante a una tranquila quietud. La interacción entre la flauta y la electrónica simula una experiencia de volar, y puede compararse a las interacciones simultáneas y discretas de dos esferas concéntricas con rotación independiente. Vertical Garden fue comisionada por, y está dedicada a el flautista Alejandro Escuer. El tiempo para componer esta pieza fue posible por una beca (Major Arts Grant) del Manitoba Arts Council, cuyo apoyo agradecidamente reconozco. www.michaelmatthews.net